Actualizaciones del programa

Respecto al mantenimiento y próximas actualizaciones le comunicamos que no cobramos un precio fijo por actualización, sino que el precio va en función del trabajo de esa actualización del programa. Por ejemplo, como usted entenderá, no es lo mismo una actualización consistente en que salga el símbolo del euro, que una actualización para llevar la contabilidad de nuestro negocio por Internet.

Todas estas actualizaciones quien en realidad las hacen son nuestros clientes, nosotros nos limitamos a analizar las posibles mejoras que nos comentan, y si son viables las ponemos en funcionamiento y acopladas al programa.
Es por ello que estamos totalmente abiertos a cuantas cuestiones, comentarios y críticas respecto al programa considere oportunas.

El funcionamiento de estas actualizaciones sería el siguiente: al crear una nueva versión del programa nosotros le enviaríamos una carta comentándole los cambios habidos en la nueva actualización, si éstos fueran de su interés, abonaría el precio estipulado de esa ampliación y se le enviaría el programa actualizado, ¡¡ así de fácil!!

 

Garantía

Este es un producto que ha pasado los más estrictos controles de funcionamiento, puesto que está siendo usado en varias tintorerías desde hace mucho tiempo, por lo tanto, los posibles errores de funcionamiento están más que subsanados.

No obstante, si por cualquier motivo el programa no funcionase correctamente, se lo reparamos y le enviamos una actualización sin ningún coste por su parte, no importa si el programa lo ha adquirido hace dos meses o dos años, siempre que el problema sea de la aplicación, y no del equipo informático o de los posibles periféricos que tenga instalados (tarjeta gráfica, ratón, monitor, impresora, etc.).
Nuestra política de atención al cliente nos ha llevado al punto de no poner límites a las posibles dudas relacionadas con el programa.

A nosotros no nos nace tanto moral como éticamente hablando, ponerle un máximo de horas de consulta y sobre todo cobrárselas, bastante hace ya usted con pagar la llamada telefónica (a un teléfono normal, ninguno de esos de pago desorbitado).
Por ello puede llamar por teléfono cuantas veces crea necesario. Usted se ha gastado un dinero en un producto y tiene todo el derecho del mundo a que le asesoren sobre su funcionamiento, y la forma de sacarle el mayor partido posible.
Queremos dejar bien claro que no reprochamos nada a otras empresas que si cobran por horas de consulta, simplemente no estamos de acuerdo, y cada cual lleva la atención al cliente como crea oportuno. Esta es una de las muchas razones por la cual nuestros clientes más que clientes, son amigos, y la amistad hoy en día no se paga con dinero. Aunque también tenemos que decir que las empresas no se sostienen con amistad (por lo menos la nuestra), pero para eso ya cobramos el producto.